miércoles, 11 de diciembre de 2019

¿Y si volvemos a empezar?

¡Ya te extrañaba! Si has estado atenta a mi Instagram, ya debes saber cuál fue la razón principal que hizo que me tomara un tiempo del Blog y de mi página en Facebook. Ahora bien, si eres de las que solo me sigues por aquí, tranquila. Aquí te diré qué pasó.

Simplemente, necesitaba un espacio para procesar la noticia de que había perdido mi segundo embarazo. Sí, recibí la hermosa de noticia de que sería mamá por segunda vez, pero varias semanas después mi mundo se vino abajo cuando supe que el corazoncito de mi bebito dejó de latir.

En la foto tenía tres meses. 

Obviamente fue un momento muy duro para toda la familia. Todos nos ilusionamos mucho y estábamos felices porque la familia iba a crecer, así que la noticia de que ya nuestro chiquito no estaría con nosotros fue como un balde de agua fría.

Nunca cuestioné el por qué sucedió, pero sigo en la búsqueda de entender la razón para que estuviera tan corto tiempo con nosotros. Tiempo que nos hizo inmensamente felices, especialmente a quien sería su hermanito mayor, el gran Coco. 

Ahora toca seguir hacia adelante aunque siempre recordando que hubo un ser especial que estuvo dentro de mí y que me hizo mamá por segunda vez, aún cuando no tuve la dicha de verlo nacer.

Más adelante contaré un poco más de mi proceso y de cómo lo vivió cada miembro de mi familia. Si has pasado por algo así sabes que cuesta procesarlo. Hay que darle tiempo al tiempo.

Nuevo enfoque

Con este nuevo inicio, quiero dejarte saber que ahora no solo contaré mis historias como mamá, sino que también incluiré otros detalles de mi vida más relajados, pero también interesantes. Proyectos, reseñas, eventos, anécdotas, historias de familia, entre muchas otras cosas. 

Me encantaría que me acompañaras en esta nueva aventura. Yo estoy más que lista. Estoy feliz de poder retomar este proyecto que inició hace casi 10 años con una nueva vibra. ¿Te sumas?

Un abrazo,
Lezeidarís

No hay comentarios:

Publicar un comentario