martes, 24 de abril de 2018

Cómo le enseño a mi hijo a valorar lo bonito de la vida

Hace unos meses comencé un experimento sencillo pero súper poderoso. El fin era (y es) lograr que mi hijo creara conciencia y comenzara a ver y disfrutar las cosas bonitas que le pasaban a diario. En otras palabras, que viera, sintiera y reconociera el valor de los momentos y experiencias que estaba viviendo.

En lugar de sentarme con él a explicarle, me enfoqué en hacerle esta pregunta al final del día: ¿Qué fue lo más que te gustó del día de hoy?

niño volando chiringa cometa
El Coco volando chiringa (cometa) en El Morro.
Al principio se le hacía difícil rebuscar entre sus pensamientos y tardaba un poco. Respondía cosas como "el chocolate que comí" o "que jugué con mis Legos". Pero al sol de hoy la respuesta sale rápido y sin dar mucha vuelta.

Según pasaron los días, fui añadiendo esta pregunta: ¿Por qué estás agradecido hoy? Gracias al ejercicio que ya estábamos haciendo, sus respuestas comenzaron a girar en momentos o cosas más personales y puntuales.

Por qué uso esta técnica


Esta técnica me ha ayudado muchísimo. Soy de las que cree que lo bueno atrae lo bueno y que es importante ser positiva y optimista para avanzar en la vida. No lo hace todo, pero sí ayuda. Desde hace más de 10 años lo practico de diferentes formas: me hago las mismas preguntas, tengo un tarro (frasco de la gratitud) y escribo en un diario mis reflexiones sobre los momentos que me hicieron feliz durante el día. 

Desde el día número uno comencé a ver la diferencia. Mi estado de ánimo es diferente, puedo trabajar mejor con los problemas que se presentan, me afectan menos las cosas negativas, entre muchas otras cosas. Y justo eso es lo que quiero para mi niño. Aclaro, no se trata de evadir u ocultar lo negativo sino en enfocarse en lo positivo y en lo que te ayuda a seguir adelante.

niño admirando la naturaleza


Este ejercicio sencillo ayuda en varias cosas:

Logro conocer mejor (y más) a mi hijo
Logro conectar con él de una forma diferente
Logro que valore más lo que hace y lo que vive
Logro que exprese sus sentimientos

Ya estoy notando los resultados en lo que responde y en su comportamiento. Eso sí, es importante ser un gran ejemplo y modelo para ellos. ¡Haz el ejercicio también! 

Por supuesto que uso otras técnicas y ejercicios para que valore lo bonito de la vida. Pero quería compartir esta en particular contigo. Igual te resulta útil o puede servirte de idea para crear tu propio método.

Y tú, ¿qué haces para que tu hijo valore lo bonito de la vida?

Un abrazo,
Lezeidarís

No hay comentarios:

Publicar un comentario