Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 7 de febrero de 2018

La relación de pareja y el posparto


No se si es porque llevaba muchos años con mi esposo antes de convertirnos en padres, pero no siento que la llegada de nuestro bebé haya afectado la relación. Al contrario, la hizo más fuerte. Leo y escucho historias de otras mamás que la han pasado muy mal con sus parejas en el posparto y me pregunto por qué para ellas la historia ha sido distinta.

Mi experiencia


En nuestro caso, nuestro hijo llegó para unirnos mucho más. Conocí una parte de mi esposo que hasta ese momento desconocía. Su trato hacia mí cambió para bien. Siempre fue cariñoso y comprensivo, pero con mi embarazo y el nacimiento de nuestro pequeño se puso más intenso (en el buen sentido de la palabra). 

Jamás tuve que pedirle algo relacionado al bebé. Él solo se ocupaba de todo cuando llegaba del trabajo. Igual despertaba en las noches y me acomodaba el bebé para amamantarlo. Fue -y es- un papá al 100%. No es de esos que "ayuda" sino que cumple su rol de papá a cabalidad.



Sobre el tema del sexo, fue paciente y comprensivo. Tuve un parto vaginal y sufrí un desgarro. Así que tuvimos que esperar un tiempo para sanar. Fui yo quien inició las relaciones sexuales y en ese momento, fue delicado y cuidadoso. No quería lastimarme y mucho menos presionarme. Ambos sabemos que el sexo no lo es todo en una relación pero sí una parte fundamental.

Obvio que no es el hombre perfecto. Sin embargo, siempre me ha demostrado que está dispuesto a ceder y anteponer lo que siente por mi bienestar y el de nuestro hijo. Repito, eso no lo hace el hombre prefecto pero sí un hombre de verdad.

La prueba de fuego


Científicamente está comprobado que la llegada de un bebé hace tambalear una relación. Sin embargo, para nada debe asociarse a esa personita llena de luz. Como bien leí en este artículo, escrito por la terapeuta de familia Tiba Araujo, lo más probable es que los problemas existían desde antes y la llegada del bebé solo acentuó lo que ya existía.

¿Qué se puede hacer?


No soy la persona más adecuada para ofrecerte consejos sobre este tema pero, por lo que he podido leer y consultar con amigas que estudiaron sicología o tienen expertís en temas de pareja, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda. No dejes que los problemas te ahoguen y sigan socavando tu relación. Mucho menos que echen sombra a tu maternidad. Ya tenemos suficiente con las hormonas y los cambios de humor típicos del posparto como para también luchar con esto.

Un consejo que me dio mi padre


Tuve un divorcio y me aterraba comprometerme nuevamente. El fantasma el fracaso no me debaja avanzar. Entonces conocí a mi actual esposo y le pregunté a mi papá qué hace que una relación avance y tenga éxito. Mi padre fue enfático: "En una pareja, él vive para hacerla feliz a ella y ella vive para hacerlo feliz a él. Cuando uno de los dos deja de hacer feliz al otro, todo se acaba". Es la fórmula que usamos y, hasta ahora (16 años después) no nos ha fallado.

Te deseo todo lo mejor en esta nueva etapa como mamá. Recuerda buscar ayuda si sientes que tu relación está en jaque.

Un abrazo,
Lezeidarís

Crédito fotografía destacada vía Kelley Leigh 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...