Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿Las "malas notas" de los hijos representan el fracaso de los padres?

¡Auch! Adrián ya comenzó su primer grado y durante las pasadas semanas ha estado tomando varias pruebas. Todo iba bien. Las buenas notas habían sido las protagonistas estos días. Lo felicitamos, se lo celebramos y hasta lo alentamos a seguir esforzándose. Pues ya se acabó la luna de miel con las tareas y trabajos escolares. Hoy llegó una "mala nota".

Él no lo sabe (aún). En el colegio donde estudia comparten la información por un sistema privado y lo puedes ver desde tu computador o celular. Así que los padres vemos primero los resultados. 


Cuando vi la nota se me cayó el mundo. Me sentí frustrada. No es que espere que siempre saque 100 o A, pero no deja de preocuparme. ¿Qué hice mal? ¿Qué pasé por alto? ¿Por qué sacó esa nota si en casa lo hizo bien? Todos los días repaso con él sus tareas, leemos y hasta utilizo juegos para que haga mejor compresión de los ejercicios y trabajos que le envían. Es por eso que me preocupó tanto el resultado. 

Claro, después de varias horas de reflexión y de leer varios artículos sobre este tema, incluyendo algunos de la Asociación Americana de Pediatría, ya no me sentía tan frustrada. Más bien me dio ánimo para modificar nuestra rutina de estudios y mejorar la forma en que lo estamos haciendo. 

¿Las malas notas de los hijos representan el fracaso de los padres?

Bueno, existen varios estudios que señalan que "el éxito o fracaso en la escuela empieza en casa" pero, también está comprobado que hay varios factores que pueden hacer que un niño no saque calificaciones altas (y no necesariamente tiene que ver con lo que estudia en casa o con los métodos que utilizas para que estudie). Puede ser que el niño haya estado distraído, cansado y hasta con hambre cuando tomó la prueba. Quizás no sentía cómodo o acababa de pasar por alguna situación en el salón de clases.

Lo que no se debe hacer

Nada de regaños, castigos o presiones. Si lo haces, le llevas el mensaje que lo estás evaluando por su rendimiento escolar y no por su esfuerzo. 

Pasos a seguir

Nosotros decidimos hablar con la maestra para que nos diga qué pasó y así podamos ayudarlo en casa. Lo bueno es que está comenzando su vida escolar y nosotros estamos comprometidos con él y su educación. 

Y tú, ¿has pasado por una situación similar? ¿Cómo enfrentaste la primera "mala nota" de tus hijos?

Crédito de la foto: Katherine Clark

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...