Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

martes, 12 de julio de 2016

Cómo llamar la atención de los hijos ¡No falla!


Las madres no sabemos lo que es pasar tiempo a solas, al menos no cuando los niños están en casa. Ellos se encargan de dejarnos saber que están ahí con sus gritos, quejas, risas, juegos, etc.. A mi no me incomoda que mi hijo se divierta y pase por todas las etapas emocionales pero, es extraño que la mayoría de ellas ocurran justo cuando me siento a tomar mi café, cuando empiezo a ver mi serie favorita o cuando por fin encuentro un espacio para descansar.

A ver, mi hijo estaba jugando con su castillo y los caballeros ingleses que protegían el reino de Woddy y Buzz. Entonces pensé, ¿qué tal si me recuesto un rato en el mueble para descansar los pies?  ¡Ilusa yo! No pasaron ni tres minutos cuando vino a pedirme que le bajara un juguete que tenía guardado en la parte superior del clóset. Fui y le busqué el juguete y volví a recostarme. 


-Adri, me voy a recostar un rato. Dame un break.
-Ok.

Dos minutos después.

-Mami, ¿quieres jugar conmigo?

Bueno, yo tengo una teoría: La mejor manera de llamar la atención de un hijo es que te vean haciendo "nada". Ese es el cue para ellos. Piensan que es el momento perfecto para pedir algo o jugar. ¿Estás de acuerdo?

Así que si algún día tus hijos no te hacen caso o ignoran alguna instrucción, intenta hacer algo de esto:
  • Siéntate. Seguro querrán que los persigas por toda la casa.
  • Pon tu película favorita. Seguro se antojan de ver una de caricaturas.
  • Píntate las uñas. Seguro querrán que les des algo.
  • Saca el pad para hacer yoga o ejercicios. Seguro te dirán que tienen hambre, que le prepares algo de comer.
  • Métete al baño. Seguro querrán desahogarse y contarte todo lo que hicieron y lo no hicieron durante el día.
  • Haz algo que te guste. Seguro preferirán hacer algo que le guste a ellos.
  • Acuéstate a dormir. Es su momento favorito para pedir leche, para jugar y para todo lo demás.
Ayayai. ¡Si no fuera porque lo amo tanto! Jeje Y a ti, ¿te pasa lo mismo? 

Recuerda que puedes leer otras de mis historias en el Blog de BabyCenter en Español.



Foto: FYX via photopin (license)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...