Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 12 de junio de 2016

No te equivoques



Algunas personas piensan erróneamente que trabajar por cuenta propia o desde el hogar significa tener más tiempo para hacer nada. Piensan que estamos tiradas en un mueble viendo novelas todo el día. Si, ajá. Permiso, el trabajo en la casa nunca termina y a eso hay que añadirle todos los compromisos profesionales que también debes cumplir.

Algunas personas piensan erróneamente que -las mujeres que trabajamos desde el hogar- estamos abandonando nuestros sueños por "dedicarnos de llenos a la familia". Piensan que es un error y que, cuando los niños crezcan, nos arrepentiremos de haberlo hecho.

Algunas personas piensan erróneamente que no somos felices y que deseamos en secreto estar fuera de estas cuatro paredes. Piensan que, en el caso de las mujeres, nos anulamos profesionalmente simplemente porque no nos levantamos todos los días para ponernos trajes, maquillarnos, usar tacones, etc..

Lo que no saben aquellos que juzgan y creen tener la respuesta para todo es que, trabajar por cuenta propia y desde mi hogar, me ha dado la libertad de manejar el tiempo a mi antojo y dar prioridad a esas cosas que me llenan y me hacen feliz al mismo tiempo que trabajo y soy productiva. Yo lo resumo en disfrutar el presente.

Un día de playa con la familia.

Esta foto con mi esposo fue tomada el día de las primarias políticas en Puerto Rico. Nos fuimos para la playa a disfrutar del mar, el sol y de un buen rato en familia. Un día como ese, yo hubiese estado sumergida en una cobertura maratónica con otros colegas. Lo estuve por cerca de 15 años. ¡Claro que lo extrañé! En mis venas corre el amor por el trabajo periodístico y me encantaba estar metida en todo eso. De hecho, estuve pendiente de los resultados y de la cobertura del proceso primarista. 

Pero esta vez fue diferente. Mi realidad ha cambiado porque decidí tomar las riendas de mi vida profesional y perseguir mis sueños. No, no me arrepiento de mi decisión. Preferí hacerle caso a gente sabia y con canas que son evidencia de lo importante que es ser feliz ahora. Lo importante que es no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy.

Desde que trabajo por cuenta propia disfruto más con mi familia. Vamos al parque, desayunamos y cenamos juntos, vamos al cine con frecuencia, terminamos proyectos que llevábamos retrasando por "falta de tiempo", hacemos más de actividades al aire libre, salimos de paseo, viajamos juntos, hablamos, entre muchas otras cosas más. 

Con mi hijo y su hermana mayor.

La próxima vez que te cruces con una persona que trabaja por cuenta propia o desde la casa, no la juzgues, No creas que no tienen sueños ni proyectos. No pienses que están perdiendo el tiempo con su vida y que cometen un error al querer estar más tiempo con la familia. Mejor piensa que, igual que tú, están produciendo y persiguiendo sueños. Que son igual de profesionales que tú. La única diferencia es que ambos lo hacen desde localizaciones diferentes, tú en tu oficina y ellos en la de ellos. Si, los que trabajos desde la casa también lo hacemos detrás de un escritorio, aunque en pijamas. ;)

Y tú, ¿qué piensas? ¿Has sido juzgada por trabajar por cuenta propia o desde tu hogar? 

1 comentario:

  1. Estuve 2 años trabajando por mi cuenta, cuando mi hijo estaba más chiquitin... La cosa se puso ruda en Venezuela y tuve que volver a emplearme...... Extraño demasiado mi vida freelance, donde YO era la dueña de mi tiempo, no me sentía culpable, podia atender a mi hijo,,,, ahora otra vez vivo en una eterna carrera contra el tiempo...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...