Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 8 de mayo de 2016

El mejor regalo que puede recibir una mamá

Seguramente habrás leído muchos artículos, columnas de opinión y hasta comentarios sobre los mejores regalos para mamá. Todas y cada una de las cosas que mencionan se ven muy deseables y no estaría mal que llegaran de vez en cuando pero, lo que de verdad queremos va más allá de un día en un spa, unos zapatos nuevos o unas flores.


Esta semana se llevó a cabo el día de logros de mi hijo. En el colegio donde estudia prepararon una actividad para reconocer a los que se habían destacado durante todo el año escolar. Los padres estábamos muy emocionados y llenos de expectativas. Los niños bailaron, recitaron y se disfrutaron todo el evento.


Al ser niños de 4, 5 y 6 años, los maestros hicieron todo lo posible por resaltar que todos sobresalieron en alguna de las materias. Cada niño se llevó a su casa un trofeo por haber sido bueno en inglés, español, matemáticas, conducta, asistencia, entre otras. Entonces llegó el momento cumbre de la noche. Se otorgarían tres premios especiales: Ayudante del Año (que se otorgó al niño que ayudaba en todo), Estudiante del Año (que se otorgó al niño que fue reconocido en más ocasiones durante los dos semestres escolares) y Actitud Positiva (que se otorgó al niño que en todo momento presentaba una buena actitud y disposición). Mi hijo tuvo el honor de cargar con la medalla de Actitud Positiva. 

Mientras lo veía caminar hacia la tarima para recoger su premio, múltiples imágenes pasaron por mi mente. Recordé los días que estuvo hospitalizado y lo duro que fueron para él. También lo valiente que fue y la forma tan rápida en la que se recuperó. Precisamente, atribuimos su pronta recuperación a esa actitud positiva que lo caracteriza. 

Coco en su primera salida después de 14 días hospitalizado, antes de su cirugía.

Mi niño es un chico alegre y que suele ver sus experiencias por el lado positivo. Asumo la responsabilidad. Todo aquel que me conoce sabe que siempre le busco el lado bueno a las cosas de la vida y justamente eso es lo que he enseñado a mi hijo. Los que son realistas pero viven la vida con optimismo llegan más lejos y tienen mayores satisfacciones que aquellos que no. 

Así las cosas, lo único que deseo para el Día de la Madre -y siempre- es tener un niño lleno de salud y con los pies bien puestos en la tierra. Un niño que se atreva a soñar y que recuerde que puede lograrlo todo siempre y cuando se mantenga con una actitud positiva. Sin duda, no pudo recibir mejor distinción. No hay mejor regalo para una madre que ver a su hijo feliz. ¡La vida es cuestión de actitud! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...