Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 24 de junio de 2015

Cómo aliviar los malestares asociados a la gripe o influenza

Este post es parte de una alianza con Tylenol® de Puerto Rico. Las opiniones son mías.

No hay nada más desesperante que tener a un niño enfermo. Verlos decaídos, sin ánimo y quejándose de dolor no es nada sencillo. Son esos momentos cuando más necesitan de nuestros cuidados y de nuestro amor.  Por eso las mamás tenemos que cuidarnos. Ellos nos necesitan saludables y alertas.

Las veces que Adrián ha sido víctima de gripe, también conocido como influenza o flu, he tenido que hacer algunos ajustes en la casa para evitar que toda la familia se contagie. ¿Cómo? Sencillo. Te paso lo que aprendimos para que también cuides a los tuyos:

Vacunarnos

La vacuna contra la influenza está disponible para niños de 6 meses de nacido en adelante. 

Medidas diarias de prevención 

(1) Lavarse las manos constanemtente con agua y jabón.
(2) Taparse la boca al toser.
(3) Utilizar servilletas desechables para taparnos la boca al toser y no reutilizarlas.
(4) No compartir los platos, vasos o utensilios para comer.
(5) Mantener buenos hábitos de salud como dormir, tomar mucho líquido, hacer ejercicio y comer saludable.

Si aún así te contagias, no te preocupes. Afortunadamente existen medicamentos que logran aliviar los síntomas asociados a la influenza o gripe como la fiebre, el dolor de cabeza o muscular y la irritación estomacal. 


En mi casa usamos Tylenol® por recomendación de la pediatra y de nuestros doctores. Mi niño nunca ha tenido problemas en tomar las dosis recomendadas de Infant’s o Children’s TYLENOL® porque vienen en sabores de uva o cereza.  Además, sabe que es para sentirse mejor. Lee aquí cómo tomar acetaminofén responsablemente.


En el caso nuestro, los adultos, recurrimos a TYLENOL® Cold & Flu Severe Caplets y TYLENOL® Cold & Flu Severe Warming Liquid. Estos productos son recomendados para adultos y niños de 12 años en adelante. "Ayudan a reducir la fiebre y proveen alivio rápido para malestares y dolores menores como: dolores de cabeza o garganta, congestión nasal y tos. También ayudan a aflojar la flema y reducir las secreciones bronquiales para que la tos sea más productiva".

Aquí te comparto un vídeo de por qué es importante cuidarnos:


Nota: Este post tiene el propósito de informar y no sustituye o representa la opinión médica de un profesional de la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...