Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

lunes, 23 de marzo de 2015

Un descanso corto pero productivo

Muchas veces rogamos por pasar un tiempo a solas para poder tirarnos a la cama y descansar. Si, ajá. ¿Te pasa que se te va el sueño y las ganas de descansar justo cuando estás sola?

El sábado mi esposo se llevó el niño para hacer algunos pendientes y me quedé sola en casa.  Me emocioné porque tenía un ratito para descansar y no hacer nada ni estar pendiente de nada. ¿Sabes qué hice? Me puse a organizar la casa y a lavar ropa.  Intenté entregarme a la cama pero tan pronto me acosté, mi cerebro comenzó a recordarme todo lo que tenía que hacer y me dio ansiedad. Tuve que levantarme y adelantar algunas cosas.

Pero ayer domingo la historia fue otra. Salimos en familia y la pasamos muy bien. Lejos de casa, de los baños y de los productos de limpieza, mi mente y mi cuerpo descansaron. Sobre todo cuando llegamos a la casa de mi suegra. Me fui al jardín y me acosté en una hamaca que estaba amarrada entre dos árboles. Allí me quedé un buen rato solo respirando y pensando en nada. 

No pasó mucho tiempo cuando mi esposo y mi niño aparecieron. Fue un descanso corto pero energizante. 

Para descansar, es bueno salir de la zona habitual. Hazlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...