Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

jueves, 12 de marzo de 2015

Mamá, quédate un ratito conmigo

Diariamente me despierto cerca de las 3 de la mañana. Muchas veces me quedo un rato en la cama y reconcilio el sueño pero otras veces me levanto y aprovecho las horas de la madrugada para hacer algo relacionado a la casa o adelantar trabajo.

Hoy me desperté poco después de las 6 de la mañana. Dejé preparando el café mientras fui al baño. Luego, y disfrutando del aroma de la primera taza de café del día, me paré frente a la puerta de mi casa para admirar un rato la naturaleza. Estaba lloviendo. Suspiré aliviada. "Qué rico estar lejos del caos mañanero que se apodera de las carreteras a esta hora", pensé. 

Mi vista. Las nubes grises arropan la tierra pero no impiden ver lo hermoso que hay en ella.

De pronto, escucho que mi hijo me llama. El chico se había despertado -quizás por el ruido que hice mientras le daba comida a mis hijos perrunos Fidel y Hugo-. Cuando voy donde él me dice: "Mamá, quédate un ratito conmigo".  

Ni modo. Me tocó sacrificarme y sucumbir. Me metí debajo de las sábanas con él. Hay que aprovechar cuando la mañana y el clima se confabulan.  Ese ratito fue maravilloso. 

Amo mis mañanas. Amo trabajar desde casa.

Cuando regresé a la cama. Adrián con su camisa favorita. ¡No la suelta!

2 comentarios:

  1. Yo también amo trabajar desde casa. Lo hago desde que mi hijo nació y ya va a cumplir seis años el 26 de marzo. Ahora que tengo las nenas, más todavía. Aunque el trabajo no termina, la satisfacción es inmensa al saber que nuestros hijos están al mejor cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertoooo!!! Es divino ser testigo de su crecimiento en primera fila.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...