Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

viernes, 25 de abril de 2014

Soy una hija de mi madre

Cuando era niña veía a mi madre con cierta incredulidad. ¿Cómo era capaz de hacer tanto y mantenerse en pie? ¿De dónde sacaba fuerzas para levantarse de madrugada, salir a trabajar y regresar con energías para estar con nosotros? ¿Cómo lograba mantenerse despierta en las noches que mi hermano o yo nos enfermábamos? ¿Cómo hacía para que siempre hubiese pan sobre la mesa? ¿Qué la motivaba siempre tenernos entre sus brazos y no dejarnos atrás cuando el camino era tan duro para ella?

Parece mentira que haya tenido que convertirme en madre para sentir sus heridas, para vivir su lucha diaria, para conocer en carne propia que cada paso es una huella que impacta la vida de otras personas, nuestros hijos.

Ya se por qué era tan luchadora, tan obstinada con algunas cosas y tan severa con otras. Ya se por qué prefería llorar en silencio y por qué se convertía en una fiera. Ya se por qué siempre estaba al levantarme y también al acostarme. Ya se por qué se alegraba tanto por mis logros por pequeños que fueran. Ya se por qué...


Madre mía, nunca te lo había dicho pero siempre quise ser como tú. Tener tus garras, tu fuerza, tu energía... Puedes estar tranquila. Hiciste un extraordinario trabajo conmigo. No hay nada que tu hayas hecho como madre que yo cambiaría. Cada paso, cada palabra, cada suspiro se lo enseñaré a mi hijo. 

Gracias por vivir. Vivo orgullosa porque soy una hija de mi madre. 

Te amo.

Foto: demandaj via photopin cc

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...