Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

lunes, 11 de noviembre de 2013

48 horas incomunicada

Había quedado con mi esposo que estaríamos 48 horas sin celular ni computadoras. Hasta advertí a familiares y compañeros del trabajo que no me encontrarían durante estos dos días. La idea principal era despegarnos de los aparatos electrónicos que tanto tiempo nos quitan como familia.

De regular el celular no existe si estamos comiendo, viendo alguna película o mientras jugamos con el niño. Esos tres momentos son sagrados para nosotros como familia. Pero nos vimos obligados a no tener que ver nada con la tecnología celular por 48 horas para desintoxicarnos un poco.

Confieso que cuando faltaban 10 minutos para apagar el teléfono y mi computadora sentí estrés.  Los que me conocen saben que mi laptop HP se ha convertido en mi mejor amiga. Me acompaña a todos lados porque aprovecho cada oportunidad para adelantar cosas del blog.

Del celular ni les digo. Solo basta con hacerles la imagen mental que parece que lo tengo tatuado a la mano.   Precisamente por eso acordé con mi esposo dejar a un lado esas dos cosas durante el fin de semana. Él haría lo propio.


La verdad: fallamos. De vez en cuando prendía el teléfono para darle seguimiento a cosas del blog y aproveché para contestar algunos mensajes. Me sentía terrible pero luego pensaba que ¡nadie se va a enterar! Solo somos mi celular y yo en la oscuridad de la noche y bajo las sábanas. Jiji

Pero sería deshonesta si no les cuento que no superé la prueba. Mi esposo tampoco, eh. 

Lo que si es que estuvimos mucho tiempo desconectados y si logramos hacer muuuchas cosas juntos. Vimos como cuatro películas y jugamos en cantidad con el chico que, por cierto, este fin de semana se portó de show. ¿Ves la relación? Yo si.



Consejo:
La tecnología llegó para quedarse. Todo dependerá el uso que le demos y el tiempo que le dediquemos. Soy la menos indicada para recomendarte que te desconectes. Lo que si te puedo aconsejar es que dejes todo a un lado cuando estés con tus hijos. De eso se y he visto el resultado.

Y tú, ¿has logrado desconectarte? ¿Crees que pasas mucho tiempo conectada?

Primera foto: Flickr| Sean MacEntee
Segunda foto: SerMadrePR

----
NaBloPoMo November 2013Este post es parte del reto del National Blog Post Month (NaBloPoMo) de BlogHer. Todos los días del mes de noviembre compartiré una historia en el blog. #NaBloPoMo

El reto también lo están siguiendo estos blogueros boricuas:

Zelma de YoSoyMami.com

2 comentarios:

  1. De vez en cuando he hecho lo mismo. No por un fin de semana completo pero si por un día, casi siempre los domingo hasta las 8pm. Ah, y se queda ensendido por cualquier "emergencia", tu sabes. Ja, Ja, ja! La verdad es que a veces estamos más conectados de lo que deberíamos. Lo importante es hacernos conscientes y no dejar que eso controle nuestras vidas. Te felicito por haberte hecho consciente de eso. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se siente extraño no tener el celular en la mano, de verdad. De momento dije "¿y qué hago ahora?" Uff!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...