Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

sábado, 8 de septiembre de 2012

La magia del "car seat"

Foto: Flickr | deovorenty
Adrián apenas tenía un mes de nacido cuando descubrí la magia del asiento protector. No se si les pasa pero ese asiento tiene algún aditamento que hace que los niños se duerman rápido.

Un día que el chico luchaba con el sueño y estaba irritado, hicimos de todo. Lo lacté, le saqué gases, cambiamos el pañal, su papá lo cogió un rato, luego lo cogí yo, le cantamos, le pusimos música clásica, etc.. Nada calmaba el llanto de mi pequeño.

A mi esposo se le ocurrió que le diéramos una vuelta en el carro. Era casi de madrugada pero lo hicimos. A penas habíamos arrancado cuando mi Coco se durmió.  En menos de cinco minutos regresamos a la casa y cuando lo sacamos del asiento comenzó a llorar nuevamente. ¡Sabrán que dimos varios paseos esa noche!

Lo bueno es que eso no volvió a ocurrir. Nada mas de pensar que íbamos a estar todas las noches así, me daba dolor de cabeza.
 BabyCenter
Ya han pasado dos años y el asiento protector sigue teniendo su magia.  Una magia que muchas usamos con tal de calmar a nuestros pequeños.


¿Ustedes también han tenido que dar una vuelta en carro solo para que se calmen sus bebés?

3 comentarios:

  1. Si! Varias veces... Me chica padecía de reflujo y asiento era mágico jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Es un mecanismo sano así que, ¿Por qué no usarlo? Jeje

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...