Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 11 de julio de 2012

SEÑORA



Vamos por partes.

Desde que me convertí en madre han ocurrido una serie de situaciones que me ponen a pensar en si realmente me veo vieja. Repasemos: 
  • Una compañera de trabajo me hizo la observación que desde que parí visto “más señora”.
  • Una vez que fui a Starbucks  a comprar mi dosis de café, el cajero me dijo: “Buenos días señora”.
  • Fui a Walgreens a comprarme un humectante para la cara y la joven que me atendió salió vendiéndome una crema para tratar las arrugas no para prevenirlas.
  • Antes podía conversar con cualquier persona menor que yo y me tuteaban. Ahora me dicen “usted”.
  • Para colmo, me ha salido un ramillete de canas que, no importa cómo me peine, siempre salen a la luz.


Es cierto que SER MADRE cambió muchas cosas en mi vida pero de ahí a que me vean o llamen “señora” hay una gran diferencia.

Sabrán que estoy en el proceso de un cambio de look.  Se que voy a envejecer  pero quiero hacerlo con dignidad.  Cuando cumpla 50 años quiero verme tan bien como mi madre. No hay cremas milagrosas y le tengo terror a las cirugías así que haré lo que esté a mi alcance para que, con el pasar del tiempo, mi hijo siempre tenga una madre hermosa y mi esposo una mujer sexy.

¡Chicas! ¡Tenemos que cuidarnos!

By the way, creo que quedó claro que no me gusta que me llamen “señora”. Jajaja   

Es que ese sustantivo no es símbolo de estatus social. Quizás es una palabra de respeto pero yo prefiero que me sigan diciendo “joven” aunque tenga 90 años.  Después de todo es como uno se sienta y no como se vea.

¡OMG!  Acabo de admitir que me estoy poniendo vieja.  ¡Nahhhhh! ¡Ahora es que estoy empezando a vivir!

7 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, lo que importa es la actitud. A mi tampoco me gusta que me llamen señora.

    ResponderEliminar
  2. Yo te confieso que no me importa que me llamen señora, de hecho creo que me gusta... Verme como una señora fodonga es distinto je¡ Aunque a veces me pasa cuando no tengo ánimos de salir de casa y me quedo encerrada jugando con la nena todo el día. Y de vieja nada que ver¡¡ Viejos los cerros Ja¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Muy cierto. Pero es mejor que no me lo digan. ;)

      Eliminar
  3. Jaja te entiendo perfectamente, desde que estoy embarazada me llaman señora cuando antes me confundían con una adolescente :) De hecho hace unos meses publiqué en mi blog una entrada indignada con el mismo título de la tuya de hoy:
    http://www.iriabellas.blogspot.com.es/2012/04/senora.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG! Leí tu blog. Muy cierto. Lo peor es que algunas de esas personas que nos llaman SEÑORAS, no saben que somos madres. En otras palabras, físicamente lo estamos reflejando. Por eso estoy en el asunto del cambio de look. :)

      Eliminar
  4. JA!! Yo me siento igual. Cada vez que me dicen "usted" les digo: "primero que nada, deja eso de usted!!"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...