Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

sábado, 14 de julio de 2012

DESDE CERO


Mi bebo comenzó a llorar otra vez.  Ahora, cuando lo llevamos al cuido, comienza a patalear. No se quiere quedar y se agarra de las piernas de mamá o papá.

¿Qué pasará?, me preguntaba mi esposo.  Esa pregunta fue contestada casi de inmediato.

Resulta que mi hijo pasó de infante a la etapa de maternal en el cuido. Esto supone muchos cambios para mi bebo porque ahora hay menos tiempo de juego.  Dedican unas horas al día a enseñarle ser independiente. Por ejemplo:

  • Comer solo y sentado en una silla regular
  • La práctica para que vaya dejando el pañal
  • Tomar leche en un vaso y no en bibí
  • Más tiempo de estudio
En los ocho meses que lleva en el cuido, mi bebo ha aprendido a identificar los colores, figuras geométricas, objetos y animales. Además, le han enseñado a contar del 1 al 20 en español e inglés y dice el abecedario y las vocales.  Esto entre muchas otras cosas. Le dan mucho cariño y eso se ve en el comportamiento del chico.

Por eso confío en que se ajustará pronto a esta nueva etapa.  Ahora me corresponde honrarle en casa esas horas de juego que ya no tiene en el cuido.  Se lo importante que es el que los niños jueguen. De hecho, fue reconocido en la Convención de los Derechos del Niño de la Organización de Naciones Unidas.

Así que entre una cosa y otra, nos toca a todos ajustarnos a esta nueva etapa y comenzar desde cero si es necesario.
 Recibe SER MADRE en tu buzon

1 comentario:

  1. Cada cambio trae consigo un periodo de ajuste. El mío está pasando por uno ahora mismo. Ya se acabó el Kinder y con él, todos los "juegos" educativos. Ahora su educación va a ser más seria, y él todavía se siente como un niño pequeño. ¡Sentimientos encontrados!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...