Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 16 de mayo de 2012

UN LAGARTIJO IMPRUDENTE


A mi bebo le encantaban los lagartijos.  Se pasaba buscándolos en las paredes y entre la grama solo para gritar: “¡Lagartijo!”. Hasta hacía monólogos  frente a ellos.

Todo iba bien hasta que uno de estos diminutos reptiles decidió asustar a mi Coco.

El chico estaba jugando en la sala y cuando fue a buscar una de sus bolas gigantes, ¡zasss!, un lagartijo saltó y cayó sobre él.  Empezó a gritar y a llorar. Desde ese momento, los lagartijos dejaron de ser sus amigos. Ahora ve lagartijos donde no hay.  Estamos caminando y empieza a llorar por el “lagartijo ausente”.

Mi esposo y yo nos esforzamos por explicarle que no hacen nada y que siguen siendo nuestros amigos pero nada que ver.

Se lo que es tenerle terror a un animal, reptil o insecto. Hay uno con el que no puedo convivir.  Me apena que mi bebo haya perdido un “amigo” solo por un susto.

¿Qué opinan?

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...