Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

jueves, 31 de mayo de 2012

¡¿DÓNDE ESTÁ MI HIJO?!


Estaba en una tienda por departamentos. Buscaba un traje para mi esposo ya que su hija mayor se gradúa de 4to año.

Mi hijo estaba inquieto y lloroso. Me pedía que le soltara la mano y lo dejara caminar. Estuvo y estuvo hasta que le solté la mano en el área de los vestidores.  Fue el peor error que pude haber cometido.

Lo tenía en la mira hasta que mi esposo preguntó mi opinión sobre cómo le quedaba el traje que se estaba midiendo.  En cuestión de dos segundos mi hijo desapareció.  

Salimos corriendo como locos del vestidor y gritando por toda la tienda si alguien había visto a mi hijo. Entre el laberinto de aquellos percheros comencé a cegarme.  Mi esposo entró en crisis cuando vio que cerca del vestidor había una puerta que daba hacia el estacionamiento.

¡Adrián! ¡Adrián!, gritábamos desesperados.

De pronto, vimos aquella sombra con camisa amarilla cruzar de un pasillo a otro.  Mi corazón volvió a su lugar.

Lo abracé intensamente y le dije entre sollozos que no podía hacer eso porque mami y papi se asustaron mucho.

Él solo sonreía.

Luego de eso me pidió decenas de veces que lo soltara y le dieron varias rabietas.  Todo en mis brazos. De algo estoy segura, jamás volverá a pasarme esto.

3 comentarios:

  1. Conozco ese sentimiento. Cuando uno de mis hijos tenia como cuatro años se nos perdió por unos minutos, que para nosotros fueron horas, en un parque bajo techo. Fue horrible pero el ni se enteró de que estaba perdido.

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, yo sé lo que es eso!!!! El mío se perdió como a los 2 años en los outlets de Barceloneta. En plenas navidades. Ese mall tiene calles externas en vez de pasillos, y las aceras estaban repletas de gente. Nosotros gritando y nadie nos ayudaba. Lo vinimos a encontrar al final de la acera, con los carros pasándole por el frente. No lo regañé porque todavía era muy pequeño, pero el susto fue tanto, que me tuve que tirar al piso con él a llorar!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...