Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

sábado, 7 de abril de 2012

UNA ORACIÓN


El jueves me acosté llorando.  ¿Saben por qué? Cometí el error de ver antes las noticias.  Comenzaron informando sobre un accidente de carácter grave donde murió un pasajero de 19 años.  Tuve que ver la imagen cruel de un padre llorando sobre el cadáver de su hijo.

Luego vino la noticia de un padre que reclamaba justicia por el asesinato de su hijo.  Al hombre lo mataron el martes en un supuesto asalto. El padre del joven asesinado decía que su hijo se casaba ese viernes. Desafortunadamente, el sábado lo enterraron.

Luego vino la historia de una madre que reclamaba por ayuda pues ella y sus dos hijos tienen cáncer. Sabrán que mi corazón no dio para más. Tres familias distintas y en circunstancias distintas sufrían por sus hijos.  Suficiente para romperle el corazón a cualquiera.

Desde que Adrián nació estoy muy chillona. Todo lo que tenga que ver con niños me afecta demasiado. La sensibilidad se multiplicó por mil. Sufro lo que le pasa a otras familias como si fuera yo quien lo está viviendo.

Sabemos  que estos días son de recogimiento.  Una fecha muy especial para aquellos que valoramos lo que hizo una persona, esa que dio la vida por nosotros. No considero un acto de hipocresía el aprovechar estos días para acercarnos al Creador. Al contrario, creo que nunca es tarde para hacerlo.

Utilizaré este fin de semana para comenzar a enseñarle a orar a mi bebo. Una oración, no importa cuándo, dónde o por qué la hagas, siempre será escuchada. Lo importante es que se haga de corazón y con fe.

Desde mi blog elevo una oración para aquellos padres y madres que pierden a sus hijos en diferentes circunstancias.  Ruego porque les llegue la paz que tanto necesitan.

Amén.

6 comentarios:

  1. Igual me pasa a mi. Me angustia mucho pensar en el futuro de mis hijos por todo lo que está pasando... :(

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto. Me uno a tu oración.

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo, Leze. Hoy en día están pasando demasiadas cosas negativas, y el sólo pensar que nuestros chicos tengan que crecer en este ambiente le parte el alma a cualquiera.

    Cariños,
    Zelma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Cada vez que leo, escucho o veo una noticia negativa sobre ninos me estreso. Es imposible no identificarse.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...