Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

viernes, 10 de febrero de 2012

LA LLEGADA DE UN HERMANITO


¿Sabes cómo lidiar con el comportamiento de los hijos ante la llegada de un hermanito?  Para evitar que dicho comportamiento en el menor produzca dolores de cabeza, preocupaciones y malos ratos, sigue estos pasos:

Conversa con el niño sobre la llegada de este nuevo hermanito. Háblele conforme a su edad y nivel de entendimiento sobre los cambios que pueden surgir, incluyendo el compartir los juguetes, ayudar a mamá y a papá, hacer de hermano mayor, entre otros.  Eso sí, no vacile en  recalcar cuantas veces sea necesario que ambos contarán con su amor incondicional, ya que representan una parte esencial en sus vidas.

Hazle saber las ventajas de tener un nuevo hermanito.  Anímelo diciéndole que podrán jugar juntos, eso le agradará. Además, responda a sus preguntas e inquietudes con normalidad.  El hacerlo, le brindará mayor seguridad y aclarará sus dudas. También, puede presentarle fotos de cuando él era bebé y hablar sobre esa etapa de su vida para que conozca y entienda lo que pasará con su hermanito.

Involucra activamente al niño en el proceso de embarazo.  Vayan juntos a comprar ropa o cualquier artículo para decorar la habitación y permítale que él seleccione alguna pieza que le guste para el bebé.  De esta manera, el niño se sentirá útil y comenzará a manifestar un mayor apego y cariño hacia el bebé por nacer.

Haga los cambios antes que nazca el bebé. En el caso de que el niño, por las razones que sean, deba ser cambiado de habitación, procure hacerlo mucho antes de que nazca el bebé para evitar que la situación sea asociada a su llegada.  En la medida de sus posibilidades y recursos económicos se lo permitan, procure arreglarle su nueva habitación conforme a sus gustos.  Dele la oportunidad de que seleccione sus colores favoritos, sábanas, cortinas, entre otros.  De esta manera, sentirá que él también se beneficia de su nuevo hermano.  Además, explíquele con anticipación quién lo cuidará el día del parto.

Después del parto NO cambie la rutina.  Es importante que los padres no le cambien al niño la rutina establecida previa al mismo. Esto le demuestra a su hijo que valoras su vida y sus intereses, además de su lugar dentro de la familia.

Pídale ayuda. Dependiendo de su edad, pídale su ayuda en algunos aspectos como guardar los pañales o mecer la cuna para dormir al bebé.  Déjele saber que él es el mayor y que por ello goza de unas responsabilidades y unas ventajas respecto al recién nacido, sin provocar, que el niño crezca demasiado deprisa ni pretender que se acostumbre de inmediato a la nueva situación.

Otros consejos: 
  • Enséñale canciones de cuna para que de vez en cuando juntos le canten al bebé.
  • No fuerce la situación si en algún momento el niño no desea acercarse o compartir con su hermanito.
  • Evite las comparaciones entre los hermanos, así como respetar sus espacios y pertenencias. 
  • Tenga paciencia.

Nota: La información aquí escrita es parte de un comunicado que me envió la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA). Las recomendaciones son hechas por el administrador de ASSMCA, doctor Luis A. Martínez Suárez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...