Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

lunes, 9 de enero de 2012

MIS ERRORES COMO MADRE PRIMERIZA


Una compañera de trabajo me hizo una observación sobre mi blog. Me preguntó, ¿cuándo vas a autocriticarte? Uff! ¡Que fuerte! La verdad es que es bien difícil para el ser humano común reconocer que cometemos errores. En algunas de mis columnas me autocritico pero bien solapadamente. De cualquier forma, le hice caso y me autoevalué. Busqué en mis recuerdos los errores que he cometido como madre primeriza.

Embarazo

  • Tomé refresco. Vi los efectos al final del proceso de gestación. Parecía una bola y los dedos de los pies tenían aspecto de salchichas. Además, no pensé en el daño que le estaba haciendo a mi bebé.
  • Trabajé hasta el día antes de parir. Debí reconocer que tenía que descansar pero me salió lo de “superwoman” y quise laborar hasta el último día.
  • No aproveché las filas expreso y los estacionamientos para embarazadas. Me daba pena. Sentía que me estaba colando.
  • Compré cosas que el bebé no necesitó. Como era el primero quise comprar de todo. Error! Luego tuve que regalar algunas cosas.

Llegó el bebé

  • No sabía sacarle los gases. Gracias a Dios que mi madre estuvo conmigo la segunda semana de haber parido. Mi bebo lloraba y yo también. Los primeros días fueron duros.
  • Lo bañaba todos los días. Lo hice hasta que el pediatra me dijo que no era necesario bañarlo todos los días en esos primeros días de nacido.
  • 98º F. Un día le escribí al pediatra histérica porque mi bebo tenía 98º F de fiebre. “98º no es fiebre”, fue su contestación.
  • Selección del primer centro de cuido. Cometí el error de dejarme llevar por referencias y escogí un cuido que no satisfizo las necesidades de mi hijo. Aprendí e hice una búsqueda más exhaustiva y me dejé llevar por mi instinto.
  • El peor: Se cayó de la cama.  Mi bebo apenas se movía. En un abrir y cerrar de ojos decidió rodar por la cama y pasar por encima de las almohadas hasta que cayó al suelo. Demás esta decirles que nos amanecimos en el hospital. Aprendí que NUNCA se deja solo a un niño, NUNCA.

Obvio que seguiré cometiendo errores. Los hijos no vienen con un manual de instrucciones. Se que esta lista seguirá creciendo conforme crezca mi bebo. Lo bueno es que reconozco los errores y los enmiendo de inmediato. No seré una madre perfecta pero tengo todo lo necesario para ser una excelente madre. Dios no te da más de lo que no puedes soportar. Así que, ¡vamo’ allá!

9 comentarios:

  1. Hola Lezeidaris:
    ¡Felicidades por el excelente post!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a usted por siempre leerme. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Saludos, recordé mis errores, mis hijas tienen 21 y 16 años mi mayor error fue el no permitir que nadie cuidara a mi hija por 18 meses el día en que tenía que salir ni mi madre se podía quedar con ella por los gritos. Mucho éxito en tu blog.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Jeanette! Es cierto, muchos padres cometemos ese error. Luego no hay quien cuide a los peques porque solo quieren a mama.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por el post! Creo que deberíamos hacer las mamás bloggers una festival de blogs con este tema...todas nos equivocamos y cuando nos damos cuenta nos duele el alma pero son gajes del oficio y siempre estamos aprendiento :) un abrazo !

    ResponderEliminar
  6. Lo bueno es aprender de esos errores! Gracias por leer mi blog!!!!

    ResponderEliminar
  7. excelente post!!! los mismos errores cometi o con mi primer hijo

    ResponderEliminar
  8. HOLA CJLG! CREO QUE ESTOS ERRORES LOS COMETEMOS TODAS. LO IMPORTANTE ES RECONOCERLOS Y NO VOLVER A COMETERLOS. ;)

    GRACIAS POR SACAR UN TIEMPITO PARA ESCRIBIRME. :D

    ResponderEliminar
  9. No se como llegue a este blog, pero aquí estoy. Me parece muy interesante. Yo soy madre primeriza de una pequeña de 3 años y cometí muchos errores, creo que todavía los cometo. El error que no me perdono es haberla llevado con par de días de nacida a mis citas de terapia física que eran en un hospital. La terapista me dijo que no la llevara, que los hospitales son focos de bacterias y que ella no estaba ni siquiera vacunada...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...