Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

viernes, 2 de diciembre de 2011

CUANDO LLEGAN SIN AVISAR

Cuando estas recién parida todos quieren conocer al nuevo miembro de la familia. Es la sensación del momento y hay curiosidad por saber a quien se parece, si es peludo o lampiño, flaco o gordo, si tiene pelo rizo o lacio, etc..

Mientras tú estás amanecida, sin bañar, despeinada, con dolor allá abajo (si fue parto natural) o en la herida (si fue cesárea), muchos familiares y amigos quieren visitarte. Algunos tienen la cortesía de llamar antes de llegar a tu casa pero otros simplemente se aparecen sin avisar.  Otros improvisan un fiesta y hasta sacan el BBQ.

La realidad es que las recién paridas queremos pasar tiempo a solas con nuestro retoño. Esperamos nueve meses para conocer a esa personita y cuando por fin lo tenemos en nuestros brazos, aparece alguien que quiere cargarlo, acariciarlo o simplemente hacerle cucas monas.

Es natural que todos quieran estar cerca del bebé, pero deben tener consideración con la madre y darle ese espacio aunque sea por dos semanas.

Mi historia

Fui muy afortunada porque la mayoría de mis familiares y allegados fueron a verme al hospital. Estando en la casa fueron muy pocos los que me visitaron y aquellos que me llamaron para felicitarme fueron considerados y no se quedaron pegados al teléfono.

Siempre hubo quien se apareció sin avisar. Por ellos escribo esto. Recuerdo que le dije a mi esposo que estaba loca por estar sola con él y el bebo, sin nadie más en nuestro alrededor.  "Esto está empezando", me contestó. No se equivocó. 

 
Consejo

Si conoces a alguien que esté por parir o esté recién parida:
  • No la visites las primeras dos semanas. Permite que se ajuste y que pase tiempo con su bebé sin interrupciones.  
  • Llámala para felicitarla pero no te quedes dando lata. Las madres recién paridas están bastante ocupadas con sus nuevas tareas y necesitan tiempo y concentración.
  • Siempre llama antes de visitarla. Es terrible que estés en pleno proceso de amamantar y que alguien llegue a interrumpir. Por mas natural que sea es un momento muy personal entre madre e hij@.
  • No te quedes por mucho tiempo.  Hay gente que llega de día y se va de noche. Las recién paridas necesitan descansar.
¿Tienes algún consejo? Compártelo en comentarios o escríbeme a info@sermadrepr.com.

Chao,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...