Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL DIA MAS LARGO



5:00 a.m.   Nos levantamos como de costumbre.  Hicimos las tareas regulares de una mañana en la que tenemos que salir a buscar el pan de cada día.

6:00 a.m.  Despertamos al príncipe de la casa. Fue al baño, aló el banco y comenzó a lavarse los dientes. Mientras, el padre le planchaba su pequeño uniforme.

7:00 a.m.   Llegamos.

Esa mañana mi hijo andaba con una sonrisa de oreja a oreja. Tenía una alegría por dentro que se reflejaba en su estado de ánimo. Por otro lado estábamos sus padres con el corazón estrujado y aguantando las lágrimas que provoca la incertidumbre de dejar al ser humano que más amas con extraños.

Le sacamos fotos fuera y dentro del edificio. Sin pedirle permiso a nadie, entró al salón donde estaban los demás niños. Mi chico agarró una pelota y comenzó a jugar con los demás. “¡Buena señal!”, pensé. Dimos las instrucciones finales, nos despedimos con un beso y un TE AMO. “Diviértete”, le susurré.

Ahí comenzó mi tragedia emocional.  No podía evitar sentirme mal por dejar a mi hijo con gente que no conozco y de la que solo tengo referencias.  Me la pasé todo el día viendo el reloj y contando los minutos para que llegara la tarde y poder abrazarlo.  Cuando alguien del trabajo me preguntaba por él comenzaba a llorar y el sentimiento de angustia regresaba. ¡Cuándo se acabará el día!

Mi esposo y yo llamamos varias ocasiones al cuido. Desayunó bien, almorzó bien y se tomó su leche. Jugó mucho y de vez en cuando preguntaba por papá y mamá. Las del centro nos comentaron que estaban impactadas con mi bebo porque, contrario a otros niños, se portó excelente en su primer día. Es emocionante saber que estuvo tranquilo y disfrutó con sus nuevos amiguitos.

Empero, tengo que confesar que el  primer día de mi hijo en un cuido es el DÍA MÁS LARGO que he vivido.

Consejo

No temas llamar al lugar donde está tu hijo para saber cómo está. Algunos piensan que si llaman están molestando o que si del cuido no llaman es porque todo está bien. Las personas que están a cargo de nuestros hijos deben y tienen que entender que somos padres responsables que nos preocupamos por la salud emocional y física de nuestros pequeños. Sin duda fue un día fuerte pero ya el segundo nos fue mejor.

Tómate tu tiempo y siempre fíjate en la actitud y comportamiento de los demás niños. Eso dice mucho del lugar que escogiste para tu hijo.


2 comentarios:

  1. yo me senti igual con mis hijos ahora tengo mi primera nena solo tiene 3 meses pero me pregunto como voy a separarme de ella cuando tenga que trabajar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...