Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 9 de octubre de 2011

LA OBSESION DE MI HIJO


La obsesión de mi hijo con Mickey Mouse me tenía al borde de la locura. Desde que se levanta hasta que se acuesta quiere ver algún capítulo de Mickey Mouse Clubhouse y se la pasa con sus peluches de Mickey para arriba y para abajo.  Si ve algún teléfono celular o algo parecido a una pantalla empieza a gritar: ¡Mickey! ¡Mickey!.


Escribo que me tenía al borde de la locura porque los que me conocen saben que rogué para que mi hijo nunca se obsesionara con algo relacionado a Disney.  ¡Ja! Dicen que al que no le gusta el caldo le san tres tazas.

LA CULPA ES MÍA

Cuando Adrián era bebé lo ponía a ver Disney Channel. Confieso q que me encantan los colores de los diferentes dibujos animados. Pero de tantos muñequitos que veía, ¿por qué se tuvo que obsesionar con Mickey? Yo podía lidiar con Agent Oso, Handy Manny, Pheanas and Pherb y otros, pero no, mi hijo escogió a Mickey.  La culpa es mía porque tuve la alternativa de escoger otros canales pero decidí por Disney Channel.

Ahora no me quedará más remedio que seguir escuchando a Mickey y celebrarle su segundo cumpleaños con ese motivo. Bah!

video
LO +

A todo lo que hace mi hijo le saco algo positivo. Mientras ve a Mickey canta, baila  e identifica a los personajes que aparecen en el Clubhouse. Su padre o yo le hablamos de los colores y aprovechamos los capítulos donde mencionan los números y las figuras geométricas.

CONSEJO

De nada nos vale perder la cabeza por algo con lo que nuestros hijos son felices.  Aprovecha esos momentos para enseñarle y educarlo.  Además, es un buen momento para estar todos tranquilos en familia.

¿Quién se ha convertido en la obsesión de tu hij@? Cuéntame!!! Recuerda que siempre puedes enviarme tus preguntas o comentarios al correo info@sermadrepr.com.

1 comentario:

  1. Precisamente Mickey Mouse. Por eso te he encontrado. Tiene solo año y medio y casi no se lo he puesto. Solo un día se lo enseñé en un babero y ya se quedó con su nombre. Luego le puse algún capítulo de la casa de Mickey y ya obsesión total, por encima de Pocoyó o de cualquier otra cosa. A mí me da mal rollo. No me gusta porque a veces es como si le diera miedo. No lo entiendo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...