Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

sábado, 10 de septiembre de 2011

EL “DULCE” SUEÑO DE ADRIÁN


El eterno debate: ¿deben los niños dormir con sus padres? Aunque todos los estudios señalan que no es beneficioso para el bebé ni para los padres, recuerdo que varias noches dormí con los míos y hasta donde sé, soy bastante “normal”.       Lo importante es que no se convierta en una costumbre. Tanto la pareja como los hijos necesitan su independencia.

Confieso que una que otra noche hemos permitido que nuestro hijo duerma con nosotros. Tenerlo tan cerquita y poder vigilar su sueño con solo abrir y cerrar los ojos me da mayor seguridad. Eso de estar levantándose todas las noches por miedo a que le pase algo es terrible para aquellos que trabajamos y estamos obligados a descansar. Al saber que Adrián está ahí me relaja.

Ahora bien, ¡qué mal duerme ese niño!  Me acuesto tranquila pero me levanto atrofiada y con dolor en todos y cada uno de mis músculos. Se mueve por toda la cama, da patadas y de vez en cuando saca un puño.  En ocasiones coge el lado de su padre y en otras prefiere el mío. Terminamos en una esquinita porque el caballero se cree dueño y señor de nuestra cama. Apenas dormimos porque nos da terror que se vaya a caer o que lo vayamos a aplastar.  Las almohadas terminan en el piso y nosotros apenas arropados. En fin, la noche se vuelve larga pero todo sea por velar el “dulce sueño” de Adrián.

El olor de su cabello y sentirlo respirar no tiene precio. Lo mejor que me ha ocurrido en esta vida es ese ser humano. Amo tenerlo cerca aunque eso provoque problemas musculares y de sueño. Me tranquiliza tenerlo ahí; me da paz.

Entonces, ¿deben los niños dormir con sus padres? Yo creo que de vez en cuando no hace daño. ¿No creen? 

De cualquier forma, les recomiendo esta lectura: Los niños que duermen con sus padres pueden sufrir trastornos del sueño y del desarrollo.  Es un resumen de varios estudios que se han realizado sobre los trastornos que sufren aquellos niños que duermen con sus padres.  Aunque insisto en que el problema está en la frecuencia.

1 comentario:

  1. Hola nena!... Yo amo dormir con mi pequeñita, aunque ahora estoy embarazada y no puedo dormir bien por el embarazo y peor con mi beba, así que he decidido dejarlo de lado por un ratito... Pero estudios recientes han demostrado que el colecho (dormir en nuestra camita con nuestros hijos) es del todo, lo opuesto a estudios anteriores, osea, es bueno.

    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=333350863459856&set=a.154582851336659.30253.131380473656897&type=1&theater

    http://www.unamaternidaddiferente.com/2013/05/unicef-no-cambia-las-recomendaciones.html

    http://www.laligadelaleche.eu/index.php?option=com_content&view=article&id=166

    Te paso eso, para que sin remordimientos, puedas dormir feliz y tranquila con tus hijos... Es tan importante para ellos como para nosotros... En fin, suerte!!!
    Y cualquier cosa, buscas más info, o te paso, pero no hay razón por la cual temer, sentir que haces mal, o dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...