Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 28 de agosto de 2011

LA CLAVE ES SUPERVISAR


Ayer llevé a mi bebé a un lugar donde se reúnen muchos niños de su edad. El propósito era que jugara, se divirtiera y pasara un buen rato.

Como mi chico está en una etapa que muerde, estuve pendiente para que otros niños no fueran víctimas de un mordisco. En el caso de las niñas, a mi hijo le llamaba mucho la atención las pantallas y hacía amague para quitárselas. Cosa que me preocupaba mucho porque en un alón podía lastimarlas. Estuve en esas durante cerca de tres horas. Pensaba en la seguridad de mi hijo pero también en la de otros niños. Se lo que Adrián puede hacer en esta etapa y quería evitar cualquier incidente.

Estaba un poco estresada porque allí los niños carecían de supervisión. Los padres estaban hablando entre ellos, atentos al celular o comiendo y no prestaban atención a las barbaridades que hacían algunos de sus hijos y el peligro que representaban para otros que estaban en el lugar.

Tuve que llamarle la atención a dos niñas que empujaban o le gritaban a  mi hijo y a un niño que le daba por subir a una chorrera justo cuando mi bebo se estaba deslizando en ella.  El área era para toddlers (niños pequeños) pero se colaban dos o tres más grandecitos. A uno le pareció divertido tirar un zapato.

Mi hijo se divirtió pero nosotros, en el afán de que pasara un buen rato, tuvimos que hacer malabares. Aunque él salió contento y lleno de alegría, nosotros salimos con dolor de cabeza. Bastaba que los otros padres hubiesen hecho su trabajo para que todo fuera perfecto.

Consejo

Siempre que vayas a un lugar tienes que estar atenta a tu hij@.  Sobre todo para evitar que sea víctima de maltrato por parte de otros niños. Muchas veces pensamos que son experiencias que tienen que vivir para que sean más fuertes y la realidad es que le estamos enseñando que para sobrevivir tienen que ser violentos. Muchos padres no hacen su trabajo y creen que dejándolos solos y corriendo por donde quiera le están haciendo un bien. No estamos pendientes y luego nos da rabia cuando vienen con moretón o con las marcas de dientes de otro niño en su piel. Para evitar accidentes, supervisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...