Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 12 de junio de 2011

EL REGUERO

Enseñarle a mi hijo que tiene que recoger los juguetes no es tarea fácil.  De hecho, lo que hace mi chamaco es que los saca según los voy acomodando dentro de un cajón.  Hasta se molesta cuando ve que los empiezo a recoger. He optado por dejarlos en el piso y regados como a él le gusta.  “Pronto comenzará a entender”, pienso.
Lo cierto es que no es fácil tropezarse con un juguete cada dos pasos.  En mi casa hay juguetes por todos lados. No piensen que tiene muchos, solo que los pocos que tiene los sabe regar muy bien.  Es como si quisiera que donde quiera que esté haya algo para entretenerse.  El carro y la cartera son otros de los lugares donde ando con piezas de algunos juguetes.
Como madre debo entender que los juguetes son para jugar. Por eso, tomé la decisión de dejar el reguero todo el día y recoger antes de acostarnos. No obstante, aprovecho para ir enseñándole que los juguetes tienen un lugar y que cuando no los esté utilizando tienen que regresar a su cajón.  Hasta ahora no ha entendido esa parte.
Consejo
Como ya mencioné, los juguetes son para jugar.  Las visitas deben entender que en la casa hay un niño y que, por ende, habrá juguetes por todos lados. Deja a tu hijo que haga lo que quiera con esos juguetes.  El tiempo pasa rápido y pronto dejará de usarlos.  Además, son una muy buena distracción. ;-)

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...