Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 1 de mayo de 2011

SUPERWOMAN

Cuando recibí la noticia que estaba embarazada tenía dos trabajos (Radio Isla y Canal 13), era ama de casa y esposa.  No era el mejor escenario para estar tranquila o relajada, sin embargo, hice un esfuerzo enorme para salir adelante. No quería que ninguno de mis patronos pensara que estar embarazada te hace débil o incapaz de realizar tu trabajo con normalidad.
Trabajé durante todo mi embarazo. Las ausencias no eran permitidas para mí porque quería acumular todo el tiempo posible para estar con mi bebé. Salvo los días que tenía cita con el ginecólogo, nunca me ausenté. No pretendía ser “superwoman” pero tampoco quería aprovecharme de mi estado. Además, aunque sentía los típicos síntomas de las embarazadas (sueño, nauseas, etc.), tenía mucha energía.
Ya en la semana 37 mis pies estaban hinchados y caminaba con dificultad. Los zapatos no me servían y sentía que en cualquier momento los pies explotarían.
Fue duro pero decidí despedirme del programa para descansar. Eso fue un jueves.  El martes fui a mi cita de seguimiento y el ginecólogo me informó que tenía síntomas de preclamcia y que era importante que descansara. Le contesté que si podía trabajar hasta el viernes para dejar todo listo y su contestación fue: “¿Qué parte de que tienes que descansar no entendiste?”. Fue entonces cuando decidí hablar con mi jefe en Radio Isla e informarle que ese miércoles era mi último día. Ya faltaba una semana para parir así que si el médico quería que descansara así lo haría. Ese miércoles me despedí de todos en Radio Isla. El jueves en la madrugada les estaba enviando un mensaje en bloque para que supieran que había roto fuente.
Las mujeres tenemos una fortaleza impresionante. Somos capaces de hacer múltiples tareas y siempre tener fuerzas para hacer más. Fui muy afortunada al tener un embarazo sin riesgos. Eso permitió que continuara con mi rutina sin  dificultades.
Consejo
Cuando el médico te diga basta es basta. No vayas en contra de sus indicaciones. Hacerlo podría poner en riesgo tu vida y la del bebé. Las que estén saludables sigan trabajando. Dejen la changuería y piensen que luego podrán estar más tiempo al lado de su bebé. Es una excelente recompensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...