Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

domingo, 29 de mayo de 2011

GUIA PARA ENTENDER A LAS MADRES PRIMERIZAS

Si ves que tu mujer te pone cara y no sabes porqué, aquí te voy a dar unas orejitas para que nos entiendas mejor.  Lo primero que debes saber es que las mujeres pasamos por unos cambios hormonales con la llegada de la maternidad.  

Los nueve meses de embarazo son hermosos pero pasamos por una serie de situaciones incómodas que alteran nuestro carácter: no dormimos bien, nos da náuseas, vomitamos, sufrimos de acidez, nos hinchamos, nos dan sofocones, los condenados calambres, etc.. Luego de esos nueve meses pasamos por el parto y el proceso de recuperación. No importa si es natural o cesárea, siempre el proceso de recuperación es doloroso. Para colmo nos iniciamos en un mundo del que solo conocemos lo que nos han contado o hemos leído. Un mundo fascinante pero completamente desconocido.  A esto añádele que seguimos siendo esposas, amas de casa y trabajamos fuera del hogar.

Es por eso que la participación de los padres en las tareas del hogar y la crianza del bebé es tan importante. Si tu esposa está embarazada o parió recientemente debes ayudarla en todo. Por ejemplo:


Si está EMBARAZADA ayúdala a vestir, participa de las visitas al ginecólogo, opina sobre cómo será la decoración del cuarto del bebé, se caballeroso y respalda sus decisiones.

Si está en el POSPARTO asístela y ayúdale con el bebé. Si está lactando no hay mucho que puedas hacer. Sin embargo, puedes cambiarle el pañal al recién nacido. Recuerda que no debes agobiarla con las tareas del hogar. Tu esposa está cansada y lo menos que necesita es que tú le pidas que te lave una camisa o que te sirva la comida.

Una vez comienza el DESARROLLO del bebé deben sentarse y distribuirse las tareas. Ahora hay menos tiempo para todo y ambos deben hacer de todo. Deja el machismo a un lado y si te toca lavar las ventanas, hazlo. 

Lo importante es que ambos puedan llevar una vida normal y pasar tiempo de calidad como familia. No le dejes toda la carga a tu pareja. Los hombres cortan la grama y lavan el carro  una vez a la semana y botan la basura una vez cada dos días. Mientras, las mujeres preparamos a los niños, dejamos listo el bulto y las botellas, lavamos ropa, barremos y pasamos mapo, cocinamos, fregamos, limpiamos los baños, recogemos las camas, etc., casi diariamente.

En fin, para entendernos solo tienes que integrarte y ayudarnos con el proceso de la maternidad. 

Consejo

Ser madre primeriza no es sencillo y ser padre primerizo tampoco. Por eso es tan importante que ambos trabajen en equipo. Si no quieres ver a tu esposa con cara simplemente, ¡AYÚDALA!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...