Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

miércoles, 16 de marzo de 2011

PASO A PASO

Según varios libros que leí sobre el desarrollo de un bebé, mi hijo estaría experimentando todas las etapas durante su primer año de vida.  Estas son: dar vueltas, sentarse solo, gatear y caminar.  

Por alguna extraña razón, siempre te encuentras con alguien cuyo hijo(a) está más adelantado(a).  De hecho, alardean sobre lo rápido que sus vástagos comenzaron a gatear o caminar.  

Como siempre supe que cada experiencia es diferente, esperé con paciencia que mi hijo cumpliera con todas sus etapas. Nunca lo ajoré o intenté adelantar ese proceso de crecimiento. Dejé que él solito lograra cada una de ellas.

Les comparto que a los seis meses se viró solo, a los ocho se sentó sin ayuda, a los 10 comenzó a gatear por toda la casa y a dos semanas de haber cumplido su primer añito caminó sin sujetarse de nada.

¡Ahora me tiene loca porque camina por donde quiera!  Si supieran que el chamaco sale de la sala y, sin encomendarse a nadie, va directo a su cuarto y busca sus juguetes.

Siempre estuve pendiente al desarrollo de ese primer año.  Disfruté cada una de las etapas y nunca lo ajoré.  SIEMPRE FUI A SU PASO.

Consejo

No me canso de repetir que cada experiencia es diferente, pero hay quienes se empeñan en que hay una regla para todo.  Dale espacio a tu hijo para que se desarrolle poco a poco.  Pregúntale al pediatra siempre que tengas alguna duda sobre los términos. MADRES PRIMERIZAS: El hecho que el hijo de tu vecina haya caminado a los 10 meses no significa que el crecimiento del tuyo está lento o retrasado.

1 comentario:

  1. Eso de respetar el ritmo de desarrollo de tu hijo me parece súper importante. De hecho, se debe turnar en un habito de vida. El respeto a su ritmo de desarrollo se convierte eventualmente en respetó a su persona, su carácter, su temperamento, sus gustos. Pero, claro está, tú no sólo lo respuestas sino qué lo atesoras, le das valor y no se, pienso qué eso se transformará en autoestima. Mi hija ya tiene once años y tiene un montón de cosas qué ni yo, ni su madre entendemos. Pero como ella dice "yo soy así". Cría cientos y cosecharás tempestades. :-).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...