Conectemos en...

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sígueme en Instagram Suscríbete a mi canal de Youtube Sígueme en Pinterest Síguenos en Google+

martes, 8 de marzo de 2011

LA IMPORTANCIA DE UNA CUENTA DE AHORO

“Donde come uno... comen dos”.  ¿Has escuchado este refrán popular?

Para aquellos que decidimos convertirnos en madres y padres, la llegada de un nuevo miembro a la familia te hace pensar de inmediato en la situación económica. El que tiene no se preocupa, pero ¿qué pasa con aquellos que solo ganamos lo necesario para cubrir los gastos?. ¡Aja! Una gran pregunta.  Algunos resuelven día a día y otros, como yo, piensan en el futuro. 

Tan pronto supe que estaba embarazada abrí una cuenta de ahorro a nombre de mi hijo.  Los fondos que lograra depositar estarían destinados a su educación.  Algún día llegará a la universidad y, cómo veo la cosa, la educación pública habrá que pagarla.

Pero, ¿de dónde saco el dinero para llenar el cochinito?.  Te sugiero:
  • Informa a tu familia que tu hijo o hija tiene una cuenta de ahorro y déjale saber el número de la cuenta.  Así cuando ellos no sepan qué regalarle, tendrán la opción de depositar dinero en la cuenta.
  • Pídele a tu banco o cooperativa que te saque semanalmente $5 y que los deposite en la cuenta de tu hijo o hija.  Nada más con estos $5 semanales ahorrarás $260 al año que por 17 años se convertirán en $4,420.  ¡Te imaginas!  Eso es sin contar las aportaciones que hagan los demás en esos 17 años.
  • Vende lo que no usas.  Si no usaste alguna ropa o zapatos que le compraste al bebé, tienes la opción de venderla.  Así no pierdes todo lo que invertiste y ganas algo para la cuenta de ahorro.
  • Recoge la chavería.  Guarda el cambio que recibes en tus compras.  De peseta en peseta puedes hacer hasta $50 cada cuatro o cinco meses.

Lo importante es que crees conciencia y sepas que tienes que estar preparado para cuando tu hijo o hija  vaya a la universidad.  No importa cuánto logres ahorrar, lo realmente importante es que tengas algo para defenderte cuando llegue ese momento.

Consejo

Consulta a algún especialista para que te haga un plan de ahorro.  La clave está en orientarse y querer hacerlo. Piensa en que es lo mejor para ti y tu hijo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...