lunes, 11 de junio de 2018

Vacaciones de verano en casa

Mi niño prefiere quedarse en casa durante el verano. Eso hace que mamá tenga que ingeniárselas para alejarlo del sedentarismo y hacer que ese periodo sea uno más activo.

No es nada sencillo pues, al estar en casa, los video juegos y la televisión son una gran tentación para él. No se lo prohíbo, pero sí intento ponerle límites. Claro que puede ver sus películas favoritas y divertirse con sus juegos de vídeo, pero todo con horarios.

Algo que me ha servido es la lista de las más de 100 actividades para hacer en verano con los niños. Es un post que compartí hace dos años y que se nutre de múltiples ideas para mantener a los niños activos en actividades dentro y fuera de la casa. Si eres como yo (de esas mamis que dependen de Pinterest para actividades o manualidades infantiles), te recomiendo mucho que veas ese post porque todas las actividades sugeridas son súper divertidas.

madre e hijo en el morro


Otra cosa que nos ha ayudado es que, a pesar del paso del huracán María, hay muchos parques recreativos abiertos al público. Dos de ellos son el parque acuático Olimpia del Albergue Olímpico de Salinas (que abre el 15 de junio) y el Surf and Fun Waterpark en San Germán, así como el Coquí Water Park en Fajardo. También ya está abierto al público el parque Agroturístico de Dorado, ideal para un pasadía con la familia.

Por supuesto, están las playas, los bosques, los ríos y otros lugares como El Morro donde también la diversión está garantizada.

Algo que nos ha servido es coordinar con otras mamás que tienen a sus niños en casa o durante el fin de semana y reunirnos en lugares donde haya piscina o canchas. Así pueden compartir entre amigos.

niño en piscina


Lo importante es pasarla bien y lograr que nuestros chicos se muevan.

Y tú, ¿qué vas a hacer en verano? ¿Tienes a los niños en casa u optaste por un campamento?

Un abrazo caluroso (literal),
Lezeidarís

IMP: Las fotos tienen derechos de autor. 

viernes, 18 de mayo de 2018

Mis tres pasatiempos favoritos

Toda mamá debería tener pasatiempos. Un hobby (traducción de pasatiempo al inglés) es una "actividad que se realiza meramente por placer durante el tiempo libre".

Aunque tiempo libre es lo menos que tenemos las mamás, ciertamente hay que crear espacios para hacer algo que nos guste y nos relaje. Algo que nos de placer en esos ratitos que logramos estar a solas. Sí, son pocos y por eso es que debemos maximizarlos.

Con el tiempo te he contado algunos de mis pasatiempos favoritos. Aquí te los resumo y espero que te animes a crear espacio para los tuyos.

Visitar lugares para tomar café. No tienes idea de lo relajante que es para mí ir a un lugar a tomar café sola o en familia.  Cada sorbo es un momento de desconexión con el mundo real y conexión con mi yo. Es indescriptible lo que siento. De verdad.



Decorar mi agenda. Aunque hay quienes lo ven como algo infantil, a mí me encanta pasar parte de mi tiempo libre decorando mi agenda con pegatinas y cintas adhesivas decorativas.

Los rompecabezas. Si pudiera, tendría todas las paredes de la casa con mis rompecabezas. Disfruto mucho ubicar cada pieza en el lugar indicado para finalmente hacer una obra maestra.

Como ves, mis pasatiempos son sencillos. Pero es lo que me gusta hacer cuando -dentro de mi ocupado tiempo como mamá, esposa y mujer- tengo un ratito libre.

No sigas dejando que pase el tiempo sin realizar actividades que te gustan a ti. ¡Empieza ya!

Un abrazo,
Lezeidarís

viernes, 27 de abril de 2018

Mamá de varones: tenemos que PARAR esto

Sí, tenemos que parar ya con esta ola de violencia donde los hombres se creen hombres solamente porque alguien les hizo creer que tienen la libertad o el derecho de manosear, tocar, violar y hacer lo que les venga en gana con una mujer.

Estoy devastada con tantos casos. El más reciente, la sentencia a cinco hombres en España luego de haber violado en grupo a una mujer de 18 años. El caso fue en 2016 pero se resolvió esta semana. La justicia española le falló a la víctima y liberó del cargo de violación a los acusados. Aún cuando ellos mismos grabaron el acto y se enviaron mensajes jactándose por lo que habían hecho.

Hoy me solidarizo con esta joven que debe estar destruida por todo lo vivido y desilusionada del sistema judicial de su país. Por ella y por todas las que de una forma u otra han sido víctimas, utilizo este espacio para llevar un mensaje con la única intención de que nunca más le pase algo así a otra mujer.

Nuestra responsabilidad como madres y padres de varones



Como madres y padres de niños varones tenemos una responsabilidad GRANDE en todo esto. Nuestro rol debe ir más allá de una crianza sana. Es NECESARIO enseñarles a nuestros hijos con palabras, acciones y modelaje que NO está bien tocar a alguien que no quiere ser tocado, empezando por ellos mismos. Que tanto la mujer como el hombre deben ser respetados. También...
  • Que cuando una mujer dice NO es NO sin importar si es tu amiga, novia, esposa... NO es NO.
  • Que el sexo es sexo cuando es consentido, cuando la otra persona está consciente y lo acepta.
  • Que nadie tiene el derecho ni la libertad de tocarte sin que tú así lo quieras.
  • Que no está bien tocar el cuerpo de otra mujer sin que haya consentimiento mutuo. 
  • Que los valores van por encima de la presión de grupo.
  • Que la fuerza natural de un hombre es para construir y no para destruir.
  • Que a la mujer, igual que al hombre, se le ama, se le cuida y se le quiere.
Las mamás de varones debemos crear nuestro propio movimiento para educar y criar niños conscientes, respetuosos y con el chip de que ser hombres no los hace superiores a nadie. 

De alguna forma tenermos que PARAR esto. Seamos agentes de cambio. Empecemos en casa, por favor. 

martes, 24 de abril de 2018

Cómo le enseño a mi hijo a valorar lo bonito de la vida

Hace unos meses comencé un experimento sencillo pero súper poderoso. El fin era (y es) lograr que mi hijo creara conciencia y comenzara a ver y disfrutar las cosas bonitas que le pasaban a diario. En otras palabras, que viera, sintiera y reconociera el valor de los momentos y experiencias que estaba viviendo.

En lugar de sentarme con él a explicarle, me enfoqué en hacerle esta pregunta al final del día: ¿Qué fue lo más que te gustó del día de hoy?

niño volando chiringa cometa
El Coco volando chiringa (cometa) en El Morro.
Al principio se le hacía difícil rebuscar entre sus pensamientos y tardaba un poco. Respondía cosas como "el chocolate que comí" o "que jugué con mis Legos". Pero al sol de hoy la respuesta sale rápido y sin dar mucha vuelta.

Según pasaron los días, fui añadiendo esta pregunta: ¿Por qué estás agradecido hoy? Gracias al ejercicio que ya estábamos haciendo, sus respuestas comenzaron a girar en momentos o cosas más personales y puntuales.

Por qué uso esta técnica


Esta técnica me ha ayudado muchísimo. Soy de las que cree que lo bueno atrae lo bueno y que es importante ser positiva y optimista para avanzar en la vida. No lo hace todo, pero sí ayuda. Desde hace más de 10 años lo practico de diferentes formas: me hago las mismas preguntas, tengo un tarro (frasco de la gratitud) y escribo en un diario mis reflexiones sobre los momentos que me hicieron feliz durante el día. 

Desde el día número uno comencé a ver la diferencia. Mi estado de ánimo es diferente, puedo trabajar mejor con los problemas que se presentan, me afectan menos las cosas negativas, entre muchas otras cosas. Y justo eso es lo que quiero para mi niño. Aclaro, no se trata de evadir u ocultar lo negativo sino en enfocarse en lo positivo y en lo que te ayuda a seguir adelante.

niño admirando la naturaleza


Este ejercicio sencillo ayuda en varias cosas:

Logro conocer mejor (y más) a mi hijo
Logro conectar con él de una forma diferente
Logro que valore más lo que hace y lo que vive
Logro que exprese sus sentimientos

Ya estoy notando los resultados en lo que responde y en su comportamiento. Eso sí, es importante ser un gran ejemplo y modelo para ellos. ¡Haz el ejercicio también! 

Por supuesto que uso otras técnicas y ejercicios para que valore lo bonito de la vida. Pero quería compartir esta en particular contigo. Igual te resulta útil o puede servirte de idea para crear tu propio método.

Y tú, ¿qué haces para que tu hijo valore lo bonito de la vida?

Un abrazo,
Lezeidarís

viernes, 13 de abril de 2018

Cómo encontrar tiempo para ti cuando eres mamá

Lo primero que tenemos que definir es qué es tiempo para ti (mi). A veces nos casamos con una definición y no vemos más allá. 

Tiempo para ti es hacer algo que te gusta, que quieres, que te hace feliz, que deseas, que te da paz... En fin, que te hace sentir bien y aporta a tu salud física y emocional. Eso no significa que debes estar sola. Puedes encontrar tiempo para ti estando acompañada. Si, sin importar si están o no tus hijos, tu pareja o alguien más. 

Yo lo hago a diario. ¿Cómo? Aprendí a identificar esas cosas que me dan satisfacción, que me hacen sentir bien y que me conectan con mi ser. Desde tomar una taza de café hasta jugar con mis hijos perrunos. Cualquier cosa que me de paz es bienvenida sin importar el tiempo, hora o lugar.

mujer tomando cafe
Mi café, mi tiempo.


Cómo encontrar tiempo para ti cuando eres mamá


¡Sí se puede! Te comparto lo que hago para lograrlo. De pronto lo que me funciona puede servirte de inspiración y ayudarte a empezar a descubrir tu propio método:

  • Eleva tu nombre en la lista de prioridades. Acostumbramos a darle prioridad a todo lo demás y nosotras nos dejamos para lo último. Cuando te empieces a incluir en tu lista de prioridades, verás que sí existe el tiempo. 
  • Cada día haz algo que te guste a ti, solo a ti. Y no hablo de ir a un spa o a que te hagan una manicura. No. Me refiero a esas cosas que disfrutas y que te hacen feliz. Por ejemplo: comerte un helado, salir a la terraza a disfrutar del sol, cantar tu canción favorita, pintar, hacer un rompecabezas... actividades que te hagan sentir bien.
mujer volando cometa
Disfrutar el momento es parte de hacer tiempo para ti.

  • Saca de tu vida lo que te resta y abre las puertas a lo que te añade. Tu tiempo vale y mucho. Así que es hora de que depures tu alrededor.
  • Permite que otros participen. Algo que me ha funcionado para poder hacer las cosas que quiero es incluir a mi hijo y a mi esposo en ellas. Por ejemplo, a mi me gusta tomar café. Entonces, hablé con mi esposo y le dije que quería empezar a visitar coffee shops al menos dos veces al mes. Una actividad que era solo para mí se convirtió en algo que todos disfrutamos. Al final del día, puedo sacar ese tiempo para mí aunque esté acompañada. Porque se trata de hacer algo que me gusta y no darle gusto a alguien más.
  • Identifica qué es lo que te hace feliz. Haz una lista de esas cosas que disfrutas y que te gustaría hacer cada día. Verás que si lo tienes escrito, será más fácil encontrar tiempo para cumplirlas.
  • Comunícate. Si nadie sabe lo que quieres, será muy difícil que te apoyen para lograrlo. 

Amiga, aquí se trata de que empieces a darle valor al tiempo que necesitas para estar y sentirte bien. No esperes estar sola para hacer algo para ti. ¡Al contrario! Usa cada momento como excusa.

Un abrazo,
Lezeidarís

Fotos: José Martínez (mi hubby)